La postura de baile

La postura de baile

Cuando comenzamos a bailar, debemos adoptar una postura de inicio, que luego variará a lo largo del tiempo que dure la melodía que bailamos.

Hay varias maneras de cogerse en pareja, pero siempre pensando que la persona que dirige, debe trasmitir las indicaciones a la persona que recibe, y que ha de ser una postura cómoda y nunca forzada.

Básicamente hay dos posturas: en abrazo y abierta. Esta última se utiliza más en ritmos latinos, mientras que la primera es más típica de los bailes de salón.

Veamos la postura de abrazo.La postura de baile Postura_inicio

Mirándose el uno al otro, el hombre y la mujer no están exactamente enfrentados, sino que la mujer está ligeramente desplazada hacia su izquierda.

La distancia dependerá de si hablamos de latinos o salón (por ser más sensuales, aquellos requieren un mayor acercamiento). Esta distancia la mantiene la mujer, en una labor de oposición con la espalda y manteniendo la “tensión” del brazo (esto no quiere decir que acabemos con dolor). En su justa tensión.

Hablemos ahora de los brazos. Son los indicadores de nuestros movimientos. Los antebrazos y las manos sirven para transmitir a la mujer lo que el hombre quiere realizar. Las mujeres no son adivinas. Y esto es fundamental a la hora de enseñar una figura en cualquier ritmo: enseñar a mandar. Un profesor de baile tiene que enseñar a sus alumnos la manera de indicar. Las mujeres necesitamos saber cuándo el hombre quiere girar a la izquierda cuando a la derecha, si quiere ir hacia delante o atrás o al lado…

Los brazos alzados a la altura de los hombros, deben tener una ligera flexión, pero de tal manera que vistos de lado parece una línea recta. Han de estar despegados del cuerpo, con los codos apuntando hacia atrás. En los latinos, el codo puede estar más flexionado.

La postura de baile Postura_inicio_espalda

La mano derecha del hombre permanece en la espalda de la mujer por debajo del omóplato izquierdo.

La postura de baile Postura_inicio_Perfil

El brazo izquierdo de la mujer estará siempre en contacto con el derecho del hombre pero sin presionarlo. Dependiendo de su longitud, su mano izquierda descansará o en su hombro, en su cuello o en su bíceps (si el hombre es de gran altura). Este contacto es importante porque la “comunicación” es más fácil, la mujer puede percibir movimientos en el hombre aunque no haya indicación, por ejemplo en los desplazamientos.

La espalda recta, de manera natural, relajada, con la ligera oposición hacia atrás, de la que hablábamos antes, con el contacto de mano de hombre y espalda de mujer, es decir tronco y brazos de una pareja se mueven como un bloque.

La postura de baile Postura_Abierta

Y ya por último nos queda hablar de la postura abierta. En este caso  básicamente, y sin olvidar también sus variantes, ambos están enlazados únicamente por una de sus manos (se utiliza para los giros individuales, movimientos cruzados). Aquí hay que señalar que este contacto de manos, no puede ser de agarre, sino de gancho.

La postura de baile Postura_Abierta_2

Quizá si eres principiante lo veas algo complicado, sin embargo con la práctica, está garantizado que se consigue.

Suscríbete aquí a nuestro canal de YouTube y recibirás en tu email todos los vídeos que publiquemos para que puedas verlos al instante.